14.9.12

TERRA D'ESCUDELLA

Hace más de un lustro di con in sitio en Barcelona llamado 99% Origens. Platos en formato tapa que divulgaban las cocinas comarcales catalanas y lo hacían a partir de productos mayoritariamente catalanes. Una formula que entonces me pareció muy novedosa, que a los de fuera nos permitía probar cosas de diferentes zonas y que no se parecía a nada que yo conociera en Galicia. Cocina comprometida con el territorio de una manera que -entonces, cuando nadie hablaba aquí de Km.0- me pareció que tenía un futuro inmenso.

El año pasado conocí Sagás, también en Barcelona. Un proyecto con el mismo planteamiento de base pero que, con el respaldo de Elsa Casals, va un paso más allá en cuanto a producción local, aunque añadiendo toques de otras cocinas. Precios más altos, pero el producto y el nombre ayudaban a justificarlos.

Ayer conocí Terra d'Escudella, un local de Sants. De nuevo planteamientos parecidos. Terra d'Escudella, una forma de referirse a los territorios donde la escudella (el recipiente) es un elemento básico. Un territorio definido por un uso culinario. Me parece precioso.

El Terra d'Escudella hace una labor militante de afirmación de la cultura catalana a través de la cocina. Y esto se traduce en la posibilidad de probar, a precios muy honestos, embutidos, quesos o bebidas tradicionales no siempre fáciles de encontrar.

Mi primera visita se saldo con un enorme bocadillo de crema de Tupí, escalivada y avellanas y una botella de un Costers del Segre barata y resultona para compartir entre tres. Todo por 8,50 por persona. Eso y las ganas de volver para seguir curioseando.

Terra d'Escudella no saldrá en las guías nunca. Ni por ubicación ni por sus planteamientos ideológicos. Pero vale la pena acercarse a Sants a probar cosas. No es lo único interesante del barrio además. Pero es un buen sitio por el cual empezar.

Promover la cultura de un territorio a partir de sus productos, de su cocina y de los hábitos asociados a ellos. Y hacerlo desde los barrios, además. No es un mal enfoque.

www.tdk.cat


2 comentarios:

Toni dijo...

¡Vaya! Estamos bien cerca estos días. Totalmente de acuerdo que en Cataluña se puede comer de vicio en locales que no saldrán probablemente en las guías. El miércoles también estuve en uno del barrio Gótico de Barcelona muy bueno.

Lo único que a algunos les falta en Cataluña es tener algo más de visión de negocio a la hora de exhibir sus cartas como cuento en mi último post.

Mestura dijo...

¡Ese es el objetivo! Que el cliente se marche con ganas de volver. Nunca debería ser: salir en las guías.